SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.








8.10.07

GRUMETES Y CAPITANES


Para ser lunes y despertar bien la semana no hay nada mejor que alguien te ofrezca embarcarte en una aventura y, si son dos por el mismo precio, mejor que mejor.
A primera hora estuvimos con Jujú, al que un compañero llama Juju porque las tildes no son lo suyo. Casi nos apetecía vivir en su nevado y alejado pueblo, jugar con sus extraños compañeros de navegación, tirarnos horas y horas leyendo en su escondite secreto y tener unos amigos tan especiales como los suyos. Yo creo que no los hay mejores que los que nos ofrece la naturaleza. Ahí entran también los humanos, faltaría más.
La maestra nos habló de Ana María Matute, esa señora de pelo blanco que es como la abuela encantadora de todos los que escriben obras para nosotros y dijo que mañana nos va a traer una sorpresa relacionada con ella. Estoy impaciente por ver de qué se tratará.
Después empezó a leer. Y, cuando nos empieza a leer alguna cosa, ya no sabemos dónde podemos acabar.Esta vez hubo suerte porque sólo empezamos a navegar por la vida de Colón cuando era como nosotros, un chico lleno de ganas de correr aventuras. O sea, que no nos alejamos mucho.
Luego estuvimos hablando de la autora, Isabel Córdova con v, que vendrá a vernos en noviembre y de algunas obras suyas que andan por la biblioteca de clase.
A veces pienso que es una suerte que un lunes cualquiera, además de hacer operaciones combinadas, puedas soñar con ser capitán o, por lo menos y para empezar, grumete de un barco de papel y embarcarte en un libro nuevo para empezar la semana.