Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







27.4.09

CAMBIO DE MAESTROS

Como la clase es siempre la misma y los que estamos en ella también, de vez en cuando, se invita a alguien para que dé una clase especial de ésas que nos duren en el recuerdo.
Y hoy lunes ya tocaba porque, días atrás, estuvimos muy ocupados con diferentes actividades y temas complicados así que, la invitada de hoy nosa vino genial para recordar pues llegó bajo seudónimo y sabemos que fue maestra y de las mejores.
Hoy nos dio la primera hora de clase Lucila Godoy, explicada por nuestra maestra de cabecera que nos puso al tanto de los Gabrieles y mistrales de su seudónimo. ¿Ya sabéis de quién hablamos?Pues, habéis acertado.
Toda la clase salió de un libro nuevo Antología de sus textos que nos presentó un poema encadenado titulado "La manca" al que la maestra añadió una anécdota de su infancia. Después leímos y comentamos "Dónde haremos la ronda" recordando los juegos de corro que a veces nosotros jugamos en el recreo.
También hablamos de las hierbas olorosas en otro poema estupendo para acabar donde yo creí que iba a empezar la clase: con el poema que todo el mundo conoce y, si no lo leyó aún, si lo hace en este libro seguro que no lo va a olvidar: Doña Primavera.
A todo esto la maestra suplente, o sea, la nuestra, iba añadiendo anécdotas de sus correrías de niña en la estación de la que habla el poema y hablándonos de cómo tenemos que salir a mirar la Naturaleza y las cosas pequeñas que nos regala.
También nos habló del encargado de hacer la recopilación de los poemas que aparecen en esta antología: Federico Martín Nebrás, un sabio de las maravillas de la poesía que fue profesor suyo en cursos de verano y al que hoy recordó para nosotros con cariño.
En la foto, sacada de la página de su amigo Pedro Villar, lo veis con Gonzalo Moure.
¡Y así pasó la primera hora de este lunes, como si fuera un encuentro amigos en torno a la poesía!

1 comentario:

ROSA PIQUIN dijo...

Yo quiero estar en esa clase los lunes, bueno y también los martes, miércoles...
Me encantó ver a Gonzalo en la distancia.
Besos para la Maestra que todo lo enseña desde la altura de su humanidad.