SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









6.11.08

BIBLIOBURRO ¡QUÉ EJEMPLO!

¡Y nosotros teniendo que ser animados para leer!
Cuando se leen noticias de este tipo en la prensa se percibe la enorme distancia que hay entre los regalados hijos del primer mundo y los injustamente tratados habitantes de las regiones desfavorecidas.
Para paliar ese abismo aparece la figura del maestro con las ideas claras y con la conciencia exacta del valor que tienen el libro y la palabra.
Luis Soriano lleva en sus dos asnos, Alfa y Beto, una biblioteca ambulante por las montañas de la región de Granada (Magdalena) en Colombia, país con todo tipo de dificultades que van desde la violencia a la pobreza y que, gracias a la palabra, la cultura y los libros están tratando de mitigar los horrores que estos niños sufren en las zonas de los resguardos indígenas de la Sierra Nevada.
Este maestro lleva dedicado cuatro años a su labor de bibliotecario rural a lomos de pollino. La comenzó con 80 libros y actualmente mueve unos 4.500 y pretende atender a 500 niños.
- "De lunes a viernes soy maestro de español y los sábados me voy con Alfa y Beto a hacer algo que me nace del corazón y por lo que no recibo dinero"-declara el profesor que está inscrito en la Red Nacional de Bibliotecas de Colombia.
¿Cómo valorar la tarea de este MAESTRO desde nuestro ático de comodidades y quejas?
Cada uno que se responda a sí mismo.