Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







11.5.08

UN MINI DÍA DE EUROPA

No sé cómo hay gente que dice que se aburre en clase. A mí me falta tiempo para poder aprovechar bien todos las cosas que pasan en el colegio y, por si fuera poco, dice la maestra que nos perdemos no sé cuántas porque nos pierde la lengua y se nos va la fuerza por la boca. Ella siempre está esperando cualquier oportunidad para ponernos en viaje hacia otra experiencia.
Os cuento la del viernes, Día de Europa.
Teníamos un texto sobre los inicios de la CEE, los motivos de su creación, la figura de Robert Schumann y, sobre él y lo que representa la Europa actual en el mundo, estuvimos hablando un rato de cuátos somos y de la omportancia de hablar muchas lenguas para poder conocer a más gente y, sobre todo, poder saber cómo piensa y qué siente.
Luego, en una hoja nueva del cuaderno, con el rótulo estupendo de MI EUROPA, cada uno fue poniendo su respuesta a una lista interminable de cosas como: el país preferido, mi ciudad favorita, mi músico, la comida, el monumento, el himno, la canción...Ahí hablamos un rato de Eurovisión, las banderas favoritas, los deportistas, los lugares turísticos, el libro infantil más conocido y el personaje de ficción...¡Una lista enorme que va a continuar el lunes! Se trataba de descubrir, explicar, respetar los gustos de los demás, hablar de los propios y, sobre todo recordar que no debíamos decir nada de España porque se trataba de ver un poco más lejos.
Seguro que, con esta página bien completada, vamos a hacer algo más que la maestra no nos dijo pero esta actividad tiene toda la pinta de poner debajo CONTINUARÁ.
Si así es, os lo contaré. Por ahora, mirad qué guapa se ve Europa desde el espacio.