Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







13.12.07

Sólo quiero, quiero, quiero...

Ya hemos escrito las cartas a los Reyes Magos. Y hemos hablado de las cosas de la ilusión y de las que esperamos recibir según los méritos que cada cual ha hecho este año.
Resultó genial escuchar leer algunas cartas, tan familiares con Sus Majestades que, me temo, no van a lograr lo que han solicitado porque el tono real que merece esta carta y el respeto con el que había de escribirse pasó a segundo término. Parecían más la lista de la compra que una carta como corresponde a personajes tan notables.
Para retratar un poco la situación en la que se desarrolló la lectura de las cartas, la maestra nos regaló un poema con el que podemos pensar en cambiar alguna cosa de las cartas antes de que los Reales Almacenes se queden vacíos.


SÓLO QUIERO, QUIERO, QUIERO…
Quiero, quiero, quiero…
Yo quiero un camión.
una bici, un perro…
¡Los pido a Melchor!

Pido, pido, pido…
Me pido un telar,
un loro, una flauta…
¡Los pido a Gaspar!
Mis padres me dicen
que no aguantan más
y que deje algo
para Baltasar.
Pues, para que vean
que aún me queda carta,
a Papa Noel
le pido que traiga,
rojo como el traje
y mi corazón,
amor para el mundo.
Amor, mucho amor.
Mª Rosa SERDIO
Navidad 2007