Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







10.1.13

FRÍO, FRÍO...¡COMIENZA EL CALOR!

 
Primer día de clase y mucho frío para empezar a despertar del terrible sueño que teníamos todos menos la maestra que solo había dormido una hora y estaba muy despierta. ¡Cosas del primer día del trimestre!
Nos la ha jugado una pieza de la calefacción y casi nos helamos pero...
para eso están el ritmo en Música, una buena charla sobre las Navidades, que Patrick nos hable de la temperatura actual en Polonia, que nos cuente la emoción de viajar a su tierra para visitar a su familia después de dos años sin verlos, que nos hable de esa primera estrella que hay que buscar en el cielo para empezar la cena de Navidad y nos cuente la ceremonia anterior a la interminable lista de cosas ricas que cenaron.
Nos animamos y entramos en calor dando vida a una larguísima conversación sobre los regalos de Reyes, haciendo la valoración de lo que más nos gustó de los regalos recibidos, comentando lo que nos sorprendió por inesperado, reflexionando sobre preguntas importantes acerca de los motivos por los cuales, a veces, los adultos nos colman de regalos que ni pedimos ni nos emocionan, realizando la distinción entre VALOR y PRECIO usando una famosa frase de Antonio Machado: "Solo el necio confunde valor y precio"que YA nos quedó muy clara.
RECREO
Y después del solecito que nos calentó el cuerpo y el ánimo, vuelta a la clase para ver cómo estaba la temperatura y comprobar, sin sorpresas, que nada había mejorado.
Casi como un regalo de Reyes y después de haber anotado las tareas en la agenda, tuvimos permiso para SALIR A JUGAR JUNTOS AL PATIO.
¡¡Y no desaprovechamos una oportunidad única!!
Jugando a TODO juntos YA NO HAY FRÍO.
Era la primera vez, en toda nuestra vida escolar, que nos hacían un regalo así y lo disfrutamos TODOS juntos mientras la maestra echaba fugaces miradas para cómo se desarrollaban las cosas...¡que ya se sabe cómo nos las gastamos a veces!
Y, por fin, puede escribir que no hubo discusiones sino risas y disfrute.
¿Sería porque era un regalo inesperado de Reyes?
¿Será porque ya van dando frutos las palabras?
CONCLUSIÓN: No es el frío inconveniente si hay conversación, juego y comprensión.
 
¡OS DESEO UN FELIZ AÑO A TODOS!