SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.








2.12.12

SALUDANDO A LA NAVIDAD

 
SALUDOS, AMIGOS
Solo llevan ilusiones
y deseos de emoción.
No están llenos los paquetes
¡sólo pompas de color!
Hemos metido, ahí adentro,
un sueño que nos soñó,
un abanico del viento,
un carrusel de canción.
Dentro, como si jugaran,
están los sueños, la voz,
el tiempo de los juguetes
y un petirrojo veloz.
También creo que metimos,
si mal no recuerdo yo,
abrazos, besos y risas,
rostros de polvo de arroz
y el cariño que ponemos
en envolver el amor.
Y ya están al pie del árbol
por si se llenan y son.
Mª Rosa Serdio
 
No estamos todos porque unos virus se colaron en la clase y en la foto, digo yo.

6 comentarios:

carmen pevida artime dijo...

gracias chicos felices fiestas para todos

Sàlvia dijo...

Pon una cajita de estrellas y besos para todos de mi parte, porfa!

Besadetes y me llevo el poema al blog

Mª Rosa SERDIO dijo...

SERÁN PUESTAS ESTRELLAS Y BESOS DE TU PARTE Y NOS PASAREMOS POR EL BLOG A DARTE LAS GRACIAS.
ROSA

Labidú dijo...

Gracias Rosa, muchas gracias por tus palabras de bálsamo para curar injusticias. Besinos.

Mar Martín dijo...

Hola clase:
Estes caxes tán enllenes de lo meyor de la vida. Nun dexéis enxamás de ser neños, el secretu ta en tener siempre una ilusión guardada no más fonderu l'alma y sobre too en tener un bon corazón.
Tengo mui bonos recuerdos de la Navidá. Acuérdome d'un 6 de xineru de 1972. Yo tenía cuatro años. Los Reis Magos dexáronme unos cacharrinos y ente ellos había un güevu fritu. Enxamás se m'escaecerá aquel güevu con aquella yema tan mariella. Camiento que yera d'una pita de caleya. Dígolu pol color, los del super tan descoloríos. Pa mi aquello yera daqué espectacular de lo bien fecho que taba, paecía talmente de verdá. Tal yera la emoción que garrélu coles mios manines pequeñines y fui corriendo pel pasiellu hasta'l cuartu de los mios pas. Como aquello yera importante había qu'enseñalu a la persona más importante: mio pá. Yo tiréme enriba la cama col mio güevín y glayándo-y pa que se diera cuenta d'aquel regalu tan maraviyosu que los Reis me dexaren. Y mio pá, como siempre, prestóme tola atención. Él yera'l mio rei de la casa, el que m'enllenaba'l corazón d'allegría.
Mándovos un besu pergrande y a disfrutar de les pequeñes coses qu'a la fin son les más importantes.

Anónimo dijo...

¡¡Gracias!!
por los mejores regalos
los que llegan al corazón.
Aprovecho para saludarlos
antes de entrar en el "vórtice"
de fin de año.
Que se cumplan todos los deseos.
Ricardo.
PD: La "difícil"
es un regalo para Inés.