SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.








31.8.12

LUCE EL SOL SOBRE LA ESCUELA

Nosotros éramos los que construiamos el mundo, los que aprendíamos jugando el valor de las palabras, los que también debimos aprender a tender la mano y apoyar en los momentos difíciles, los que nos llevamos las puertas por delante y volvíamos a llamar antes de entrar, quienes hacíamos pompas con el jabón de las manos, los que jugábamos en un cuadrado hasta que llegó al guerra, los que no teníamos suficientes palabras para pedir perdón...
Eso éramos el año pasado cuando un solo pronombre nos bastaba.
Con un abrazo grande nos despedimos en junio.
¿Qué pasará a la vuelta cuando regresemos al aula?

No hay comentarios: