SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









20.4.11

AURELIO G.OVIES HASTA EL MAR DE CORTÉS



Un sábado lluvioso del año pasado,lancé en Oviedo un mensaje en Correos. Era un mensaje botella hacia el Atlántico y el Pacífico mexicanos con la idea de que llegara a tiempo como premio para un evento.
El mensaje era un libro muy especial "El poema que cayó al mar" y la dirección del destinatario daba la vuelta tres veces al sobre.
Tenía un alto destinatario en algún despacho de la Marina de México y, pasado el tiempo,todas las semillas han de germinar en los bellos corazones, el libro ha llegado a tierra fértil en el lugar preciso.
Para mí es un regalo de Pascua. Para quienes lo lean allá por tierras de mares y celotes, será en encuentro con la magia y los sentimientos.
Yo os seguiré contando de los viajes del poeta y las letras de su alfabeto marino.

1 comentario:

M. Roser Algué Vendrells dijo...

Ma. Rosa, me gustaria saber algo más del libro "el poema que cayó al mar", ¿ Es posible?
Feliz Semana Santa.
Besos.
M. Roser