SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









6.3.11

TEMA DE AMOR DE "COPO DE ALGODÓN"


David García es un pianista mexicano al que tuve la suerte de descubrir en Internet gracias a "Música para el corazón de un niño".
Luego le di la pista a María García Esperón para que se pusieran en contacto y ahora escuchamos ¡¡la suerte!!
Él ha compuesto esta música que hoy estrenamos para la novela "Copo de Algodón" que ya leímos en clase con gran emoción y para la que, ya hace tiempo, yo tengo un sueño soñado.
Como María ya sabe cuál es y David está en plena composición...no diré más por si se estropea la magia. ESTRENO PRIVILEGIADO. ¡¡Aplausos!!!

2 comentarios:

David García H dijo...

Rosa!!!...Mil gracias por esa visión que tuviste para acercar la poesía con la música, a través de la excelente pluma y sensibilidad de María García Esperón, y mi pasión por la música...

El encuentro ha resultado algo así como el de Cortés- Moctezuma: 2 mundos distintos y afines a su vez, trabajando ahora en equipo por una gran y noble misión...Y como bien dices, seguiremos trabajando en la composición.

Espero que les agrade esta propuesta musical, que parece venir desde una voz lejana que desea ser escuchada y reconocida como una pieza importante en la Historia de México...Nuestra muy querida Copo de Algodón!!!

David García H dijo...

Rosa!!!...Mil gracias por esa visión que tuviste para acercar la poesía con la música, a través de la excelente pluma y sensibilidad de María García Esperón, y mi pasión por la música...

El encuentro ha resultado algo así como el de Cortés- Moctezuma: 2 mundos distintos y afines a su vez, trabajando ahora en equipo por una gran y noble misión...Y como bien dices, seguiremos trabajando en la composición.

Espero que les agrade esta propuesta musical, que parece venir desde una voz lejana que desea ser escuchada y reconocida como una pieza importante en la Historia de México...Nuestra muy querida Copo de Algodón!!!

Desde la Cd. de México, tu servidor y amigo: David García Hernández