SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









22.3.11

¡PALABRA DE POETA!

Ayer fue el Día de la Poesía. Sí.
Y hoy también lo ha sido y seguramente mañana volverán las oscuras golondrinas o doña Primavera o alguien querrá recitar o leer un nuevo texto que habrá compuesto por encargo o porque sí.
Sí...pero ayer ocurrió el milagro de la palabra viva cuando, cada uno de nosotros pudo hablar con un poeta. Y no uno cualquiera, sino el que consideramos más nuestro por todas las cosas que hemos hecho juntos este curso.
Cada uno tuvo la suerte, la emoción, los nervios mal disimulados al hablar porque, al otro lado del hilo telefónico estaba su poeta, el que nos conoce uno a uno gracias a cómo escribimos, el que sabe quiénes somos y tiene algún objeto nuestro en el rincón de la inspiración.
Primero hubo mensajes de felicitación grabados en el contestador.
Luego su llamada de gracias que nos pilló en E.F. Más tarde otra llamada para hablar y escucharnos, que de eso se trataba.
Y, para entonces, se cambiaron todos los papeles: Agustina fue telefonista improvisada de 6ºB, aquellos a los que la suerte sonrió, Diego, Alba, Eva, Bagoa y Ana se convirtieron en recitadores de un texto de la maestra que, esta vez, fue fotógrafa.
Todos demás eran oyentes y animadores silenciosos hasta que el turno de intervenir fue llegando...y se convirtiron en palabras, sonrisas, secretos y mucha, mucha emoción.
Hasta hubo quien se convirtió en reptil...¿son cosas de la poesía?
-Sí, sí. ¡Feliz Día de la poesía!- escuchábamos los demás- pero el mensaje privado, la pregunta para cada uno, la rima personal y la voz del poeta eran sólo para quien tenía, en ese momento justo, el teléfono.
Así, con bastante tiempo y algunos nervios, pudimos hablar con nuestro poeta de cabecera al que agradecemos enormemente este tiempo porque sabemos lo ocupadísimo que está siempre.
-¡Ay, sí! Ya se lo diré - oíamos decir- y esperamos el momento de conocer el recado.
Íbamos pescando retazos de las conversaciones pero...¡los secretos fueron personales! Sólo pusimos en común lo referido a una terea poética.
Y tuvimos un encargo de su parte: hacer un poema sobre un tema concreto que pronto intercambiaremos por otro suyo. Como ya estamos acostumbrados a estos alegres envíos de palabras, hemos de estar a la altura, ver qué nos sale y cómo podemos sorprenderle esta vez.
Ya se nos está poniendo difícil pero...¡algo especial saldrá para ti, no lo dudes!
Ha sido muy emocionante, Aurelio. Gracias, muchas gracias.
Creo que nunca olvidaremos este Día de la Poesía porque siempre será un día muy especial para cada uno de nosotros. Será un Día para recordar en la cajita de los días especiales.
Y por eso podéis ver esas caras tan divertidas, emocionadas y contentas en las fotos.
http://www.slide.com/r/Y3hFyOGP6D_qznjuA9IJ3EGcbGLOG6_F?previous_view=mscd_embedded_url&view=original

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Ay,Profe, que es un secreto!
Que los brujianenses creo,
tal como confesó Ana,
que van a hacerme un cuarteto.
Lo prometieron Bagoa, Eva
y Andrés en directo.
Un cuarteto con olores
y con mucho sentimiento,
que me lo dijo Aleksandra
y me lo prometió Sergio.
Un cuarteto con sonidos
y con la prisa del viento,
Agustina ya lo sabe
y también lo sabe Alberto.
Un cuarteto con sabores
y con Estelas y cielo,
en eso quedé con Ángel
y con Fernanda, va en serio.
Que ayer en eso quedamos
cuando hablamos por teléfono,
un cuarteto que prohiba
las guerras y el sufrimiento.

Un abrazo, brujianenses,
y kilómetros de besos.

A.

Anónimo dijo...

¡¡¡Kilómetros de besos!!!
¿¡A QUIÉN SE LE OCURRE!?
Y...
A un poeta
M.D.

Anónimo dijo...

Desde luego que te lo voy a robar
...y kilómetros de besos...
M. D.