Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







23.3.11

ORQUÍDEA ACCIDENTADA

En la clase hay dos orquídeas.
Una está creciendo y su nuevo tallo verde asciende, lentamente, al abrigo de las hojas nuevas.
Casi nadie se fija en ella porque no tiene aún flores pero los niños sí se fijaron hoy en la flor morada, que flotaba sobre el agua, en una sencilla cajita, donde antes habitaron unos clips cebra.
Ayer, al regar las plantas antes de irme a casa, tropecé con una de las muchas y pequeñas flores que tiene la orquídea que nos regaló Virginia Read cuando vino para llevar más libros en su maleta.
Se me ocurrió darle otra oportunidad más poética a la flor y ahora está sobre unas cintas de colores con las que aún hemos de cumplir un encargo que nos llegó en un verso: Miles de besos.Cientos de lazos.
Sobre las cintas que esperan a cumplirlo, viaja ahora lentamente la orquídea recordando que siempre podemos poner un poco de poesía allí donde hubo o hay un dolor por pequeño que sea.

4 comentarios:

Mis cositas y yo desde aquí... dijo...

Lindísima entrada, me gustó mucho.
Que bello es ver siempre el lado positivo de las cosas o las circunstancias.
La orquídea (flor nacional de mi país, Colombia), es y será linda, esté en capullo, florecida o a punto de dejar partir su belleza.
Abrazos para ti y tus alumnos.
Piedad

Anónimo dijo...

Siempre ANIMAS en nuestro "caminar" con tu lado positivo y florido de ver las cosas.
Un abrazo.
Una de la Sagrada.

Anónimo dijo...

Aqui veo TODO color de ROSA.
Gracias.
Ricardo.

Tina García dijo...

Ya me he puesto al día con las últimas entradas de lo que habéis estado haciendo...¡y me gusta mucho!
Hasta muy pronto, muchos abrazos :-D