Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







12.2.11

DOS LIBROS Y...UN DESTINO.

Casi resultó de película pero os lo cuento con detalle. A veces las noticias se muerden la cola.
El Día del Maestro cayó en viernes y la presentación de estos dos libros también. Uno el viernes 5 en Gijón y otro el viernes 11 en Oviedo.
Al primero no pude asistir pero, teniendo emisarios y amigos, casi se está en todas partes. Por eso ya está en mi blosa con destino Pola de Laviana para llegar el lunes, día de los enamorados de...los libros nuevos y con dedicatoria. I love you!, dirán aquellos devoradores en cuanto abra la bolsa.
**TÍTULO:Dingurindaines (poesíes pa neños) de Cristina Muñiz Martín, ilustrado por Enrique Carballeira y editado por ASTURTOONS caminará el lunes a saludar a Encarnita, la profe de asturiano con un ¡¡nos queremoste muncho!!
Llevaré este regalo de Mar Marín, de la Biblioteca Canellada, en préstamo para que los niños de asturiano aprendan, jueguen y se animen a escribir sus propios textos.
Y el viernes 11, que llegó corriendo, trajo la presentación en la Biblioteca de La Granja, situada en el Parque de San Francisco de Oviedo.
*TÍTULO:"Ratolandia" una autoedición de Pilar Guardeño con la colaboración de la La Caixa y la ilustraciones de Amparo González del Valle.
Todo sería normal si no fuera porque la autora ha sido alumna mía en el primer centro en el que trabajé y la ilustradora era una de las cuidadoras que ayudaron en los pasos fundamentales de la educación de Pili Guardeño mientras estuvo en ese centro, aún muy especial llamado Sagrada Familia del barrio de S. Lázaro. ¿Emocionante? Pues... naturalmente.
Y divertido y sorprendente encontrarnos después de cierto tiempo y sentir que, si en los libros nos encontramos entonces, seguimos en ellos para dar vida y emoción a las palabras.
Un Día del Maestro sensacional. Felicidades a las autoras y gracias a Mar Martín que, sin saber nada, me invitó a la presentación del libro de Pili Guardeño.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Dacuando la vida tien un aquel de máxica. Si yá lo dicía l'escritor Milán Kundera "Sólo las casualidades nos hablan". Rosa, a mi paezme que siempre que quedamos anque seya namás que pa un té, hai dalguna casualidá que nos fala y munches al altu la lleva.
Mar