SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









30.1.11

"NO ES ESO" ANA MANENTE

No sé si serán los niños los que salvarán al mundo de nuestro egoísmo y de tanta pelea inútil.
Tengo la esperanza de que, si sabemos comprender lo que ahora sienten, luego serán mejores personas y clarearán las tantas nubes negras que rodean al planeta más bello y vital: el nuestro.
Hemos de escucharlos, leerlos por fuera y por dentro, tener paciencia para desentañarlos y darles la oportunidad de expresar lo que SIENTEN.
Ellos tienen un secreto de luz que ha de recordarnos cuando también irradiábamos de esa forma única que lo hacen los sabios.
Tal vez nosotros no tuvimos esa oportunidad, la suerte de ser escuchados o leídos. Ellos han de tenerla.
Nosotros, que sabemos del tesoro que guardan, hemos de estar atentos para recibir los mensajes que nos entregan provenientes de un estado de belleza que sólo algunos poetas conservan y que los demás adultos hemos perdido.
Leamos el poema No es eso y entendamos a su autora, una niña aún, que tiene un mensaje de paz y luz para todos nosotros.
NO ES ESO
Oscura no es la noche
sin los corazones vacíos.
La noche es bella.
Negra no es la muerte
sino vivir sin sentimientos ni amor.
Fea no es la rosa marchita.
La rosa marchita tuvo un corazón divino.
Linda no es la noche
si tú no eres la estrella
que la hace brillar.

Ana Martina Manente

1 comentario:

Anónimo dijo...

GRACIAS.
Por animarnos a escribir.
Por tu generosidad.
Por descubrir los tesoros que son los niños.
Ricardo