SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.








23.6.10


Ronda que ronda
rueda la noche,
muestra la hoguera
sus fauces nobles.
Abre que abre,
se abre la puerta,
juega a la magia
¡Estáte alerta!
Sueña, que rueda,
pide un deseo,
tira lo viejo,
sueña lo nuevo.
Baila y estalla
pólvora viva,
invoca al santo
que hoy es el día.
Abre tus brazos,
ponte a bailar.
Ábrete al mundo
y a su girar.
Ronda que ronda,
une tus dedos,
sube tus ojos,
llega hasta el cielo.
Toma una estrella,
ponla en el pelo.
Baja al rocío,
siéntete nuevo.
Gira y disfruta
sueña en la noche...
El día es nuevo
San Juan te oye.
Fuego y estrellas,
rocío y agua...
Flores y sueños...
La noche es magia.
MªRosa SERDIO

3 comentarios:

María García Esperón dijo...

Este poema-hoguera alumbra muy muy lejos. Cuánto calor y cuánta fe. Esta autora no cesa de sorprenderme. Un abrazo de sol quieto,
María

TIHADA dijo...

Hola María Rosa, qué belleza encontrar este blog florecido de poesía, de tu poesia.
Felicitaciones!
Un abrazo desde Argentina!

M. Roser Algué Vendrells dijo...

Mª Rosa, un poema precioso.
Dice la voz popular que la hoguera
nos limpia de todas las cosas negativas que nos han sucedido durante el año y que se nos concederán los deseos que ante ella expresemos, esto si, flojito, para que nadie se entere...
Besos.
M. Roser