Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







21.4.10

CON EL JEFE DE LA BANDA

Después del recreo tuvimos la visita de Alfredo Gómez Cerdá y lo pasamos muy bien haciéndole una entrevista y tomando muchos datos para, luego, hacer de periodistas con la publicación de nuestra personal manera de ver el encuentro.
Comentando "La Jefa de la banda" hablamos de todo menos de pareados, que fue lo primero que nos llamó la atención cuando empezamos a leerlo.
Y fue así porque los importantes temas que trata el libro, marginación, drogadicción, cárcel o delincuencia quedaron en primer plano atenuados, eso sí, por la amistad, la entrega, el apoyo, el sacrificio y los deseos de un futuro mejor que expresan los personajes más esperanzadores del libro.
Ya habíamos hablado muchísimo de ellos en clase pero, con un autor así, las sesiones siempre se nos quedan MUY cortas.
También anotamos un montón de ideas para enriquecer la ENTREVISTA escrita que haremos. Ahora os dejo una frase de Chéjov que Alfredo nos recordó "Los buenos libros son los que nos plantean muchas preguntas y nos dan pocas respuestas"
Y éste lo cumple a la perfección, como tantos otros de este PREMIO NACIONAL DE LIJ 20010 al que seguiremos leyendo durante mucho tiempo.
Dar las gracias a este gran amigo de los lectores de este colegio es muy poco, así que le decimos cuánto le apreciamos y que ya deseamos que pronto vuelva a visitarnos, por ejemplo mañana.

3 comentarios:

Tina García dijo...

¡La jefa de la banda mueve el culo cuando anda! No han pasado pocos años y aún recuerdo esa frase =)
Hay novedades en mi blog ;)
¡¡Besos enormes!!

Clase de quinto dijo...

¡Qué envidia! A mí este año no me toca leer este libro, sin duda uno de mis favoritos y que formará parte de nuestras lecturas en sexto.
Un saludo de un ex-miembro de La Banda del Elena...

Alfredo dijo...

A mí también se me hizo muy corto. Un día tenemos que programar un encuentro sin horario, nos sentamos todos con la merienda en la mano y empezamos a hablar (aunque sea con la boca llena). Y así hasta que se nos acaben la cuerda y el bocata. Estoy en un hotel en Oviedo y acabo de terminar de dedicaros vuestros libros. Un abrazo grandote para todossssssssssssssssssssssssssss.