Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







4.1.10

EN CADA ESTRELLA, UN DESEO

¡Hoy se permite soñar sin control!
Hoy podemos hacernos más pequeños y depositar en cada estrella un deseo secreto. Hoy podemos permitirnos el lujo de dar las gracias, cada uno a nuestro Rey favorito, por tantas noches de emoción, por tantos días de felicidad.
Hoy sí, justo antes de que las palabras se nos quiebren viendo la emoción en los ojos de los niños, es el día en que los mayores recordamos el sueño de nuestros juguetes favoritos.
Todos tenemos el recuerdo de la muñeca que nunca llegó a ser nuestra más que en la imaginación o el tren del que únicamente fuimos absolutos dueños en los sueños de los días anteriores a Reyes.
¿Quién no soñó con una verdadera caja de magia cuando le dijeron que, por andar mal la economía de la casa, a lo mejor sólo habría sorpresas.
¿Cuántos no pasaron la noche en blanco escuchando los pasos de los camellos reales?
Pues hoy es la noche de soñar sin trabas en ese día perfecto, que puede ser mañana, porque le hayamos puesto TODA la imaginación de la que sólo nosotros somos capaces.
Pones vuestras zapatillas y, seguro, alguna estrella quedará escondida en ellas.

1 comentario:

M. Roser Algué Vendrells dijo...

Este año voy a pedir a los Reyes que se realice mi sueño infantil de tener una muñeca linda, he pedido una Mariquita Pérez...Como dicen que seguimos siendo un poco niños/as...
También voy a pedir, Paz para todo el mundo. Seria bonito que todos los sueños se pudieran cumplir. Este es mi mayor deseo,aunque se que muchas personas por no tener, no tienen ni sueños.
Besos blancos rubios y negros...
M. Roser