SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.








12.12.09

UN POETA A NUESTRAS PUERTAS

La semana pasada estuvo en Langreo Marcos Ana, el poeta.

La libertad en su boca y en su pluma es más que palabra: es ley y justicia.
Leed y amad.

Mi casa y mi corazón
(sueño de libertad)

Si salgo un día a la vida
mi casa no tendrá llaves:
siempre abierta, como el mar
el sol y el aire.


Que entren la noche y el día,
y la lluvia azul, la tarde,
el rojo pan de la aurora;
La luna, mi dulce amante.


Que la amistad no detenga
sus pasos en mis umbrales,
ni la golondrina el vuelo,
ni el amor sus labios. Nadie.


Mi casa y mi corazón
nunca cerrados: que pasen
los pájaros, los amigos,
el sol y el aire.
Marcos Ana (Fue uno de los primeros presos políticos defendidos por Amnistía Internacional)

4 comentarios:

María García Esperón dijo...

Y un hombre que fue capaz de convertir una larga experiencia desgraciada en un manantial de belleza.
Gracias Rosa por llevarlo como lo llevas.

M. Roser Algué Vendrells dijo...

Un poema entrañable. La libertad es uno de nuestros bienes más preciados, debemos defenderla a toda costa. Alguien dijo más o menos:" podrán encarcelar mi cuerpo, pero nunca podran controlar mis pensamientos"...
Libres como los pájaros, las mariposas, las estrellas, los sentimientos...
M. Roser

Tina García dijo...

Que bonito poema Rosa, gracias por compartirlo.

ASUNCION dijo...

Bellísimo poema Rosa, gracias por traernos a tu clase de 5º y 6º y dejarnos ser uno de tus niños. Gracias por ser "maestra" de oficio y vocación y llevarnos de tu mano por los senderos de las palabras.
Un cálido abrazo de papel.