SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









2.12.09

ATENTOS A LAS ESTRELLAS

A veces, las cosas más sencillas te llenan la tarde de sentimientos y de recuerdos fugaces que desean quedarse aunque ya el tiempo haya pasado. Es entonces cuando Fantasía vuelve a rescatarnos.
Rememorar, es la hermosa palabra, a la que os invito hoy.
Fantasear, el verbo de las tardes prontas de invierno cuando la esperanza late a buen ritmo.
La ilustración es de Gianni di Conno

1 comentario:

M. Roser Algué Vendrells dijo...

La fantasia siempre esta ahí, esperando que llamemos a su puerta...i si se trata de "fantasear", miro el cielo i me imagino que cada uno de los puntitos brillantes, son pequeñas luciérnagas que un soplo de viento las llevó suavemente al infinito i "rememoro" cuando de peque, las veia al lado del camino y entonces me imaginaba que eran pequeños luceros...
Una fantasia de besos.
M. Roser