SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.








9.11.09

SARA CONE BRYANT O LOS CUENTOS

Esta semana he regresado a un tiempo en el que andaba buscando lectura sobre formas de aprovechar en la clase todo tipo de documentos literarios y di con la obra de referencia de entonces "El Arte de contar cuentos" de Sara Cone Bryant que devoré rápidamente para pasar luego a experimentar en clase las ideas que de ese libro extraje.
El regreso fue propiciado por unos libros de S. M. de la serie Historias para contar en los que la autora y Natha Caputo recogen diferentes cuentos cortos tanto para el día como para contar antes de ir a dormir.
Para gente con poca carrera como oyente o para maestros con poca carrera como narradores son un recurso magnífico pues aseguran atención e interés por su variado contenido y regalo de historias que dan luego de qué hablar.
Con estos cuentos los niños se hacen sabios y los abuelos vuelven a diertirse como niños. ¿Y los padres? Pues...ellos se los pierden si no los leen.
Sé de buena tinta que hasta curan las lesiones deportivas.
Razón: Sergio 5ºB.

1 comentario:

Anabel dijo...

Hermoso libro y hermoso tiempo el que se dedica a leer, a escuchar o a imaginar nuevos cuentos. A nuestra hija Teresa, de 14 meses, cada día le leemos un cuento. ¡Y si vieras cómo le gusta pasar páginas del libro! Un abrazo: Anabel