SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.








2.10.09

COSECHA DE LIBROS


Ayer hemos empezado a repartir libros de lectura para el rato de cada día que dedicaremos en casa a leer. Nada especial por otra parte ya que, en la clase, hay tantos libros disponibles que casi agradeceríamos que algún duende pudiera llevarse algunos en un vuelo a gente con ganas de aventuras y sin tantos recursos disponibles como tenemos nosotros.
La maestra hizo una excursión por las baldas mientras estábamos en el recreo y, cuando íbamos saliendo hacia casa, estaba sentada en el banco del pasillo para entregarnos uno a cada uno.
Y hoy por la mañana, como muchos de ellos eran finitos, ya hubo el primer intercambio antes de marchar al medio día.
Seguro que nos vamos a poner las botas de dar paseos por las historias y no podremos acabar todo lo que tenemos a la vista y en cajas de colores donde viven los libros clasificados por temas.
Es como vivir en una pastelería sólo que ésta es para la imaginación.
Ilustración de Iman Maleki

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buena idea !!

César Borgia