Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







6.9.09

VIAJERA DE IDA Y VUELTA

¡Siempre la Luna, ese satélite adorado por Dieguito, de quien lleva el nombre Luna, la de las largas trenzas!
Luna, esa niña negra y triste de hermosos ojos, que nació en nuestra clase hace algunos años y que Alfredo Gómez Cerdá vistió de magia, ha ido y ha vuelto a México para dar mensaje de hermandad y solidaridad, idea con la que llegó al mundo de la LIJ para alegría de tantos lectores que la tienen como personaje favorito o inolvidable.
Leed este enlace y veréis de qué se trata.

3 comentarios:

ASUNCION dijo...

Hola Rosa, soy yo de nuevo(creo que vas a tener "amiga de papel" para rato)
Como no podía ser de otra manera, también hemos leído, David y yo; "LAS TRENZAS DE LUNA" A él se le hizo un poco "pesado" entre el ir y venir de las cartas, pero yo le adapté la historia y adivina qué fué en lo que más le insistí. Pues en los personajes protagonistas, y claro, Rosa La Alta fue la primera, pero sin saber que eras tú hasta algún tiempo después. ¿Tengo o no razón cuando digo lo de las "casualidades" de la vida?
Y, me suena eso de que la luna sea viajera, viajera incansable de la noche que no necestia equipaje, tan solo traje de blanco papel.....
Otro abrazo de papel más para tí.

Flor del Norte dijo...

Ay, Luna. Cómo recuerdo ese instante en el que nos lo leiste a todos por primera vez, antes de que se publicase incluso...Y qué grande es Alfredo G. Cerdá.

celia dijo...

Increibles los lazos que tejen las trenzas de Luna y los recuerdos que despierta en cada uno de nosotros.