Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







22.6.09

UN POQUITO DE COTILLEO ASTURMEXICANO

Parecía que no pasaba nada al otro lado del Atlántico porque aquí, en el colegio, estaban pasando tantas cosas! Y no era así, claro que no. Había estupenda gente hablando de nosotros, emocionándose con nosotros y poniéndonos las orejas un poco coloradas con su recuerdo.
Lo que sucede es que aquí había sonido de conciertos, emoción de despedidas, ruido de fiestas, abrazos y alguna lágrima. Por eso no estábamos como para pararnos a leer y a agradecer todo lo que nos viene de allá. ¡Y es tanto!
Y todo por una ¡IDEA! y unas ganas de animar a unos pequeñitos a escribir primero y más tarde a ser valientes para superar una tonta gripe inoportuna.
Ahora, que tenéis más tiempo, es el momento de ver qué repercusión puede tener en los demás una palmadita en el hombro, un ¡bravo! y tres olés, que fue lo que encendió la COMUNICACIÓN.
Tal vez tuvimos mucha suerte y la interlocutora es apasionada de la poesía y del flamenco.
Y ha sido como el arquero que encendió la llama en los Juegos de Barcelona. No dudó ni por un instante, que acertaría.
GRACIAS, COMPAÑERAS. Ha sido un final de curso muy, muy especial. Continuará.

1 comentario:

Elio dijo...

Hola Rosa, soy Elio, ex-alumno tuyo allí en Laviana, hace un tiempo vi una noticia tuya en el periódico sobre un libro que se publicó teniendo como escenario la escuela, nuestra escuela.

No sabes la ilusión que me hizo, más estando a tantos kilómetros de Laviana.

Creo que ese libro es el mejor homenaje que se te puede hacer por toda la labor que has hecho y haces por inculcar el placer de la lectura entre los niños y las niñas.

Un beso desde Barcelona, Elio.