Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







16.6.09

PENÚLTIMA "CAJA DE CHINA"

¡¡Estamos en las penúltimas!! Y, después del agite del bailoteo, las canciones y la superconga que hicimos en el patio, ya no dábamos ni para poliedros ni para cosas de mucho discurrir.
Por eso y porque la imaginación no se fatiga casi nunca en los buenos lectores, nos relajamos un poco abriendo la penúltima de las cajas de ese libro lleno de misterios y emoción que rima con Esperón( de María García, claro).
Escondidos en la Biblioteca, mientras los compañeros de 6ºA iban quitando de la pared del pasillo los trabajos de la última exposición, nosotros escuchábamos las aventuras en la India de los Devas y los tigres de ojos de ámbar que, una vez al año, pueden convertirse en hombres.
Nos pusimos de parte de aquel tigre magnífico, del lado de las canciones de la niñera y, como siempre, del lado de la aventura y los misterios.
¡Y pensar que sólo nosotros tenemos la suerte de poder conocer las aventuras encerradas en estas cajas! Tenemos la misma suerte que quienes saben leer. Nosotros tenemos el regalo de un libro único y, además, la llave mágica de las cajas maravillosas que son los libros porque sabemos leer y convertir cualquiera de ellos en una experiencia única.
A veces no nos damos cuenta de que somos inmensamente ricos porque hemos tenido la suerte de haber aprendido bien pronto a vivir varias veces.
Ésa es una de las partes del equipaje que nos llevaremos al dejar el colegio.
Ésa y muchos secretos que florecerán...dentro de unos años.

No hay comentarios: