SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









24.3.09

HACIENDO BALANCES

Hoy la clase ha empezado con la lectura de un texto lleno de infinitivos que hablaba sobre el deporte para niños. Luego hicimos el dictado, la corrección y un par de actividades relacionadas con los verbos, el tema estrella de esta época del año.
Los verbos y el amor. Ya diréis que me paso de la raya pero...la maestra dice que esta época siempre tuvo los mismos ingredientes aunque ahora haya uno nuevo: las alergias.
Desde siempre hubo en primavera verbos, primeros amores, áreas y geografía de España, entre otras cosas propias de la estación en la que estamos.
¿Qué puede dar de sí una reunión de sumandos tal? Pues...situaciones como las que nos pasan a nosotros. O sea, cosas normales de las que se aprenden cosas como éstas:
1.- Puedes aprobar con un10 la práctica de Mates y suspender la teoría porque estás pensando en.............(Poner ahí el nombre correspondiente). No siempre es propio, no seáis malpensados.
2.- Puedes descubrir que las figuras geométricas pueden caber en el cuaderno, que no hace falta hacerlas a tamaño natural. ¿Quién se ríe por ahí?
3.- Puedes estar hoy tan estupendo y mañana perderte la mejor visita del curso y estar en la cama con fiebre.
Recuerda:¡Eres preadolescente!
Y también puedes leer unos libros fantásticos como:
-Joles Sennell, adapt. / Pau Estrada. El mejor novio del mundo. Barcelona : La Galera, 2000. Col. Popular
-Emili Teixidor / Gabriela Rubio Márquez. La hormiga Miga... ¡liga! Madrid: SM, 2005. Col. El barco de vapor. Serie La Hormiga Miga
-Benjamín Lacombe. Los amantes mariposa. Zaragoza: Edelvives, 2008 .
A lo mejor ya los conocéis de antes pero éste es el mejor momento para leer y releer, en versión original completa, naturalmente, esos maravillosos cuentos clásicos donde el amor tiene muchas expresiones como La sirenita o El valiente soldadito de plomo.
Puede ser un época genial si no descuidas tus tareas y disfrutas de las muchas novedades.
¡Ya me dirás cómo te va! Ilustración de Claudia Degliuomini