Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







23.3.09

VISITA DE GONZALO MOURE

Esta mañana hemos tenido una visita fugaz que nos ha hecho mucha ilusión.
Ha subido a vernos a nuestra clase Gonzalo Moure al terminar la charla con los compañeros de cuarto que había leído "Lily, Libertad".
Nosotros estábamos ya enterados porque la maestra había enviado a un emisario a ver cómo iba de avanzado el encuentro para mandarle un paquetito de recuerdo y, mientras acababan ellos, nosotros estuvimos dándole a los ángulos con alegría.
¡Esos controles en lunes te espabilan para toda la semana! Es que andamos pillados y, además, como nos gusta el asunto del sistema sexagesimal, no nos importó demasiado la prórroga de ejercicios sobre el tema, sobre todo los problemas de tartas de cumpleaños.
A lo que íbamos. Llegó Gonzalo, saludó, escuchó y dijo, como queriendo quedarse:
-¡Qué bien se está en esta clase!
Lo que él no sabe es que no todos los días estamos igual de tranquilos, cada uno a su tarea mientras escuchamos la musiquita relajante que nos deja como nuevos.
Le agradecemos mucho que haya recorrido el cole para venir a vernos.¡Claro que eso él lo hace con gusto y le resulta fácil porque se sabe el colegio de memoria!
Además, los amigos no tienen ni que anunciarse y siempre son bienvenidos.