Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







27.2.09

LA PRIMERA MARIPOSA

Mientras mirábamos por la ventana el paisaje helado de la mañana convocamos, desde la Sala de profesores, a las mariposas. ¡Y qué obedientes han llegado! Y la primera fue amarilla.
Ya sabemos que son mensajeras de una especial alegría porque, después de un tiempo de poca luz y menos flores, verlas bailar sobre los setos los recién florecidos ciruelos son una forma especial de ESPERANZA.
Son ese guiño volátil de las cosas frágiles que nos dicen lo importante que es para todos ir dejando una señal de color por donde estemos buscándonos la vida.
Justo ayer había visto la ilustración magnífica de Luis de Horna para acompañar una hermosa frase que os dejo para pensar: Leer como una mariposa. Escribir como una abeja.
Los amigos de Arenas de San Pedro, a cuyos encuentros os animo a asistir, han tenido el honor de difundir este estupendo cartel que es un mágico anuncio de primaveras lectoras para sus Jornadas del 2007. En este enlace podéis ir viendo cómo van las de este año.http://www.pizpirigana.net/