SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.








14.12.08

COSAS DE NAVIDAD

En estos días abundan las chicas con bufandas, los niños abrigados en su calor, los mayores resguardándose en la dulzura de la lana y, si nos fijamos en ellas, podemos averiguar un poco de cómo son por dentro quienes las lucen gracias a su colorido, a su tacto, a su sensación de ligereza.
A nosotros nos regaló Tina García la imagen de una chica embufandada cuando hacía un sol fantástico. ¡Claro que era para colgar en el árbol de Navidad!
Yo creo que ahora, desde su lugar de observación en el calendario de clase y viendo lo poco que falta para que lleguen las vacaciones, estará contenta de saber que desde un lugar lejano en la geografía, otra ilustradora estupenda, Dilka, nos hace pensar y preguntarnos cosas mediante el gesto de esta niña que va dejando su rastro de lana calentita entre los árboles, por el helado camino de nieve.
Cuando nosotros pasamos por entre las personas y por los lugares donde vivimos, vamos dejando rastros de diferentes colores, de diferentes materiales, de diferentes duraciones...
Estamos en unos días preciosos para leer un libro que tiene también hilo conductor: El hilo de la vida de Davide CALI y Serge BLOCH
Además, bien podemos dedicar algún ratito a escribir bonitos mensajes para los demás. ¿Os habéis fijado en que las palabras también son hilos que nos tejen a quienes las leemos?
Pues...sacad las madejas, los ovillos, los carretes y ¡a tejer mensajes de color!