SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









25.11.08

PARA MARIANO...CONTRASEÑA EN MANO

Hace unos cuantos días que nos dedicamos a buscar una contraseña poética que nos encarga la maestra.
Es una idea de su amigo Mariano Coronas que ya ha estado de visita en nuestra clase, cosa que nos hace mucha ilusión y al que damos las gracias por sus ideas.
La contraseña tenemos que decirla antes de entrar en clase y la traemos copiada en papelitos especiales con los que vamos hacer murales con cada clase de contraseña. Los primeros nos los regaló la maestra y el resto los diseñamos nosotros.
Nos divertimos nucho viendo cómo los compañeros más pequeños nos ven en la fila diciendo nuestro cuarteto, el terceto solicitado o el pareado, como esta mañana que llovía mucho y había mucho movimiento a la entrada.
Alguno estuvo a punto de tener que alquilar el banco del pasillo por falta de previsión y olvidarse de que, como ya somos de sexto, además de decir la contraseña, hemos de ponerla sobre un soporte especial y no olvidarnos de citar su autor.
Aunque siempre está el listillo que, en caso de duda u olvido, pone anónimo y que es pillado rápidamente por la maestra que está ojo avizor y que, en otras ocasiones, nos recita la continuación del poema del que hemos sacado la contraseña.
Es una manera especial de entrar a clase poco a poco, escuchando a los demás y probando nuestra memoria.