Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







9.11.08

FELICITAMOS A UN MAESTRO

El nacimiento de un libro es un momento mágico que,como nos recuerda tanto al nacimiento de una persona, no podemos por menos que celebrarlo y así lo hicimos en su día.
También deberíamos celebrar, y con una gran fiesta, el día en que una persona aprende a leer y no debería importar a qué edad lo consigue. Siempre es un acontecimiento crucial que, tal vez por no darle la importancia real que tiene, pasa un poco de largo, como desapercibido porque es algo que damos por normal en nuestro mundo letrado.
Dejar pasar de largo las ocasiones da lugar a esos olvidos imperdonables y por eso hoy hay que ponerse manos a la obra. Felicitemos, pues. Felicitamos a un compañero, un amigo pero, sobre todo, felicitemos a un gran lector.
Es Severino Antuña Zapico un maestro en muchas cosas, sabio de los campos más variados del saber y caminante de los de hacer camino, tal y como mandó don Antonio Machado.
Severino, un compañero que ha tenido en su tarea de profesor un objetivo vital doble: la lectura y la escritura con y para sus alumnos, algunos de ellos estupendos escritores en la actualidad.
El maestro Severino ha obtenido, en la edición 2008, el Premio de la Crítica de Asturias en su apartado de creación en asturiano por un libro que nos gusta desde el título "Garulla" hasta el verde en el que se van desgranado los textos de tradición que contiene.
Por ese Premio y porque en el colegio está siendo utilizando con gran éxito por Encarnita, la maestra de asturiano, nos sentimos muy felices y disfrutamos cada día de este galardón.
Compartimos la garulla como antiguamente se hacía en las fiestas otoñales de la esfueya porque ¿qué otra cosa hacemos nosotros sino compartir textos y disfrutarlos?
Enhorabuena, maestro.