SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









2.10.08

HADAS EN LA CLASE

¡Y nosotros sin enterarnos de nada!
Resulta que hoy, para empezar las celebraciones del Mes de la Biblioteca, la maestra nos pidió que eligiéramos por votación, de entre dos poemas que había escrito para regalar a todas las clases del colegio, el que más nos gustase. Leyó dos veces cada uno y luego, a mano alzada, votamos y dijimos cuál nos parecía mejor y por qué.
La cosa tenía más miga porque, y aquí viene lo bueno, desde el mes de octubre del año pasado nos tenía reservada una sorpresa. ¿Cuál era esa sorpresa? Pues tiene mucho que ver con el poema, con la lectura y con los personajes de los libros infantiles.
La sorpresa era un hada que llevaba ¡un curso entero! en la clase esperando a ser liber-hada.
¡Y nosotros sin enterarnos de nada!¡Pobre hada empaquetada!
Ahora... uno de los poemas. Éste es el que no elegimos pero, como les gusta a unos cuantos compañeros, lo pongo el primero.
Os lo regala la maestra para que empecéis a disfrutar de la ilusión de leer algo nuevo en este mes tan lleno de lecturas.
EL HADA DE MI CLASE.
Dicen que vuela,
que no está quieta,
que usa varita,
que come letras.
Dicen que usa
medias de rayas,
tutú de tules,
¡que canta nanas!
Dicen que vive
siempre escondida,
que nos conoce
y que nos mira.
Dicen que sueña
y que trastea
cada mañana
en la biblioteca.
¿De dónde vino?
¿No sabes nada?
Te la presento.
¡Es nuestra hada!

Mª Rosa SERDIO