SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









21.6.08

TESOROS EN TU LIBRERÍA

A veces tenemos la fortuna de disponer de libros que otros no tienen. Eso es más que una suerte un privilegio. A mí me ha pasado ya en varias ocasiones con ejemplares de autores que publican en una editorial mejicana de la que ya os hablé otra vez.
El otro día, mi Búho Lector guardaba bajo el ala un ejemplar precioso titulado "Haykú" que aclaraba, en naranja sobre negro:Todo cabe en un poema si lo sabes acomodar...sólo es cuestión de imaginación. Lo dice en él Martha Riva Palacio Obón y yo le di la razón ya antes de abrir el libro.
Y, en cuanto lo abrí y lo hojeé/ojeé, me lo metí en el bolso y lo merendé con una chocolatina, mientras mi tren pasaba, entre verdes de todos los matices, por la orilla de mi río Nalón.
Y es que tener una buena librera como Conchita Quirós, que viaje, que se interese por traernos libros preciosos de esos viajes, que nos los ofrezca como si fueran cerezas de las que se enredan, da lugar a que, por ejemplo, unos niños de una clase de Asturias puedan leer y escribir haikus como si fueran japoneses.¡Y todo culpa de una mejicana, un búho y de Ediciones El Naranjo!