Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







20.6.08

LA ESCUELA, LA ESCUELA

No sé si vuestra clase goza de un rap como himno o tiene publicistas de la casa.¿Os parece raro? Pues a nosotros nada porque somos capaces, para sorprender al personal y hacer que la maestra llore de risa, de meternos en un portal a inventar una letra y robar una música.
Parece de delincuentes pero sólo es cosa de unos raterillos chikilicuatres de tres al cuarto.

Os cuento algo que pasó ayer justo antes de la fiesta fin de curso que estuvo genial. Mientras acabábamos los últimos repartos de los últimos materiales y habábamos del curso que pasamos juntos, apareció por allí una peluca morada (suelen ir a clase de vez en cuando) que, sabiamente combinada con las gafas de Molly Moon(¿recordáis las azules estrelladas del curso pasado?) dieron al grupo de "artistas asilvestrados" la apariencia necesaria para lanzarse a cantar.
Tenemos como testigos a las madres de la AMPA que venían a traernos la bolsita de la merienda de fiesta.¡No daban crédito!
Deseamos que, el curso próximo, el buen humor nos ayude también a aprender y se cumplan los deseos que fuimos escribiendo y leyendo ayer en las encuestas de fin de curso.
Por ahora¡¡¡¡VACACIONES!!!!
Esperamos que nadie se olvide de pasar a recoger las notas en la supercarpeta azul.
Si no habéis leído nada nuevo entre ayer y hoy es que estáis perdiendo el tiempo.

¡Ánimo que ya hay rico sol!