Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







5.3.08

ENCONTRANDO TESOROS

Algunas veces, cuando voy por las librerías, tengo la costubre de mirar a dónde van a parar los libros que han recibido algunos de los importantes Premios que se convocan a lo largo del año. Unas veces me sorprendo de que hayan desaparecido y que, para conseguir leerlos, haya que encargarlos. Entonces me pregunto si las librerías actuales proponen algo más que las novedades más publicitadas o deberían tener un fondo de libros de reconocida calidad, con historia, cuyos autores son los cimientos de lo que hoy es la LIJ en España.
Otras, como me ha ocurrido recientemente con ocasión de las rebajas del mes de enero, entre el batiburrillo de manuales de jardinería, guías de lo más variopinto y novelas de dudoso origen, asomaban, como pidiendo un rescate urgente, tres libros con los que hemos disfrutado en nuestras clases, con los que hemos aprendido a respetar el medio ambiente, con los que hemos viajado y crecido varios palmos. Y, oh sorpresa, dos de ellos eran Premios Edebé cuyos autores e ilustradores pertenece a nuestra mejor selección nacional. El tercero era un libro especial que, por su temática y características, hizo que los alumnos de nuestros cursos de 6º vivieran inmersos en la cultura nómada de las estepas de Asia compartiendo con su protagonista crecimiento y amor por su caballo y sus tradiciones.
Reseño los tres libros por si alguien más quisiera valorarlos y disfrutarlos con sus alumnos. Aydin de Jordi Sierra i Fabra ilustrado por Teo Puebla y Doctor Rus de Gloria Sánchez ilustrado por Pablo Prestifilippo, ambos premios de la editorial Edebé.Ochir de Milagros Oya ilustrado por Suso Cubeiro de la editorial Everest.
Encontradores ¡¡¡AL RESCATE!!!