Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







5.12.07

LOS NIÑOS DE LA MINA

Esta mañana hemos estado visitando las excelentes instalaciones de uno de los museos más especiales de nuestra Comunidad. Para nosotros, que tenemos siempre en cada familia alguna persona que haya trabajado o trabaja aún en la mina, la visita al Museo de la Minería es especialmente emocionante. Desde la preparación de la salida hasta la vuelta al colegio pasando por los momentos de vivir bajo tierra las sensaciones que los mineros viven, esta actividad tiene un sentido especial y diferente para nosotros porque de esto ya sabemos mucho.
Con esta mañana caminando por las galerías, subiendo las rampas y escuchando latir el corazón de cada rincón de la explotación minera, queremos aprender a no olvidar a aquellos niños que, a nuestra edad, ya eran "guajes" y ayudaban a los picadores profesionales en sus duras tareas diarias dejando a un lado, a muy temprana edad, la escuela y volviéndose adultos de manera obligatoria.

Todos podemos vivir estas mismas sensaciones leyendo un estupendo libro tutulado"Los niños de la mina" de Fabian GRÉGORE editado en Corimbo que, aunque contiene algunos fallos en la documentación, nos deja intacta la emoción de conocer de cerca historias parecidas contadas por nuestros mayores.