Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







18.3.13

UN REGALO PARA REP. DOMINICANA y para ti.

PARAPOESÍA
Mª Rosa Serdio 
Por entre los segundos,
las horas, las tormentas...
se filtra un rayo
que viene desde allí.
Justo al borde de las
charcas,
al borde de las
sombras,
al borde de los mapas,
existe el espacio
donde esa chispa de luz
anida.
Existe un paréntesis
donde se abren
las palabras
para ofrecer su corazón
de colibrí.
Y a quien quiera llevárselo, compartirlo, rehacerlo, susurrarlo al oído, regalarlo en el recreo, transformarlo en cometa o leerlo simplemente...
PERMISO CONCEDIDO.