Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







3.5.12

COSAS DE LA MAESTRA.

Club de Prensa. La Nueva España de las Cuencas.

Mª Rosa Serdio: «Lo importante es encontrar un libro que se adapte a cada niño»

Mejora la comprensión, favorece el aprendizaje y ejercita la imaginación. Los beneficios de la lectura en los más pequeños son innumerables, según la profesora del colegio Elena Sánchez Tamargo, Rosa Serdio.
La docente ofreció una charla enmarcada en la III Jornada Familia y Educación, organizada por el Ayuntamiento de Laviana, en colaboración con el Club LA NUEVA ESPAÑA en las Cuencas. Durante su intervención, la profesora dio las claves para que los más jóvenes de la casa se aficionen a los libros y para conseguir que la lectura se convierta en un hábito durante su vida adulta.

La charla llevó por título «Leyendo, crezco contigo». En su intervención, Rosa Serdio aseguró que «no es imprescindible que a los padres les guste leer para que los niños sean lectores».
 Lo que sí es necesario, según la docente, es «que muestren respeto por los libros y que sepan todo lo que pueden aportar a los niños». A partir de ahí, un joven ya verá la lectura como algo importante y empezará a tener curiosidad.
«Es fundamental que el niño asocie la lectura a un momento determinado del día o de su vida», explicó Serdio. En este sentido, aconsejó «dedicar un momento del día únicamente a los libros», como por ejemplo un rato antes de dormir, y tener como costumbre llevar en los viajes un libro, «al igual que muchas familias llevan los videojuegos».
También es importante, según la docente, «tomarse un tiempo para que los niños conozcan el libro». «No basta con dar un libro y pedir que se lea, si no que hay que sentarse con el niño, si es reticente, y leérselo para que se acerque a las páginas», añadió. También hay que tener en cuenta la edad del lector, su experiencia y sus habilidades de comprensión.
En el caso de no dar con el libro preciso, los padres o los adultos que se encarguen de inculcar el hábito en los más jóvenes tendrán que hacer un esfuerzo extra y buscar entre las publicaciones para dar con un título adecuado.
Según Serdio, «hay libros muy buenos de la literatura actual y clásicos que los niños también tienen que conocer porque son imprescindibles». Eso sí, aconseja huir de los libros «déjame en paz».
Rosa Serdio se refiere así a una serie de publicaciones «que se ponen de vez en cuando muy de moda entre el público infantil» y que tienen «una estructura muy simple, son puro marketing y están adornados con muchos colores. En cuanto se lee uno, ya está leída toda la colección».
Como docente de Primaria recomendó algunos títulos, aunque dejó claro que cada alumno es un mundo