Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







23.1.11

UN LIBRO LLENO DE SUEÑOS, SONRISAS E ILUSIONES

Cuando uno encuentra un libro de relatos donde los autores colaboran en una causa humanitaria, rara vez se sustrae a la idea de llevarlo en su bolsa y dejarlo al lacance de las mans de los niños con más suerte: los nuestros.
Y ayer sábado se vino conmigo este precioso ejemplar por varias razones.
Los autores e ilustradores que han colaborado en este proyecto de apoyo a la Fundación Theodora son personas muy valiosas dentro del mundo de la LIJ, conocidas por mis alumnos y, algunos de ellos, de los más asiduos visitantes del colegio desde hace años.
Por eso quiero que, si les parece un autoregalo interesante, saquen de su hucha los euros que esta ayuda-libro cuesta.
¡Tantos niños precisan de unas cuantas sonrisas por día que, cualquiera de los nuestros, podrá ayudar con sólo ponerse una nariz más payasa de lo habitual!
Por mi parte he de agradecer la presencia de otras lenguas en las historias de autores de otras autonomías. ¡Todo un detalle!!

No hay comentarios: