SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.








13.9.10

LLEVA UN LIBRO EN TU MALETA

Hoy tuvimos la visita especial de Virginia Read Escobal que nos trajo una embajada de los niños de la República Dominicana y nos enseñó a hacer una maleta. ¡Justo ahora que acaban las vacaciones es el mejor momento!
Virginia lleva un hermoso proyecto para sensibilizar a los viajeros, turistas o residentes que viajen por negocios a R.Dominicana de la importancia que tienen el libro y la lectura, de la influencia que éstos pueden tener en los niños dominicanos que carecen de medios para acceder al mundo letrado.
Nos trajo la amable invitación para ayudarla a llenar una maleta con libros, cosa que hizo la maestra sacando de sus estanterías un buen montón de joyas de las que nosotros ya habíamos dado cuenta.
Así pues Virginia vino y se llevó tres cosas: la maleta llena, desde luego, una gran bolsa y la promesa de que vamos seguir vaciando estantes de nuestras casas y llenando maletas, es decir, vamos a seguir colaborando con su Proyecto con nuestros libros.
De uno de sus libros publicados en R.D. nos leyó un texto sobre un niño que trabaja como limpiabotas y que, aunque lo desea mucho, no rinde en el colegio y del papel que desempeña su maestra ayudándole con cariño. También nos regaló un grabado de una de las ilustraciones, de la que es autora, que representa a este niño leyendo sentado sobre la caja de limpiar zapatos. La dejaremos en clase como ejemplo para motivarnos en las tareas diarias.
Nosotros que tenemos de todo y mucho...tal vez demasiado, por eso debemos COMPARTIR nuestra fortuna con los niños que esperan bellos libros para soñar con un futuro mejor.
¡Ah! No penséis que en la estantería se ven demasiados huecos.¡Ni se nota que hemos regalado los libros!! ¡¡Sólo lo notamos en el corazón!! Hoy estamos un poco más contentos.

1 comentario:

ana dijo...

Me encantó poder conocer a Virginia en clase,pero el libro me dejó con un nudo en la barriga.
Porque solo de pensar lo que sufren esos niños sin un libro en su MALETA me dan ganas de llorar de pena.


firmado ANA CAPELLIN