SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









4.1.10

RECONOCE TODO LOQUE TIENES

TENEMOS LAS ESTRELLAS
Cuento de Concha Castroviejo
Aquella noche, además de cansado, yo regresaba triste. Era la noche del 6 de enero. Mi abuelo había ido a tocar a un barrio que no frecuentábamos.

Los niños andaban por la calle con sus juguetes nuevos, y yo pensé que nunca, en muchos años, había tenido un juguete.Envidiaba las roscas que veía en los escaparates, las bolsas de dulces y las ropas buenas y confortables.

Al entrar en nuestra buhardilla miré alrededor. Me sentí tan triste que me volví al abuelo y exclamé:

- ¡No tenemos nada!

El abuelo, entonces, fue hacia la ventana y la abrió a la noche.

- Mira... -me dijo-. Tenemos las estrellas.

Yo miré hacia afuera. En la noche seca, bajo el cielo negro, miles de estrellas brillaban sobre nosotros.

- Tenemos las estrellas -repitió el abuelo-. Todas las estrellas de Dios.

No hay comentarios: