Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







30.4.09

¡UNA HORA PARA LEER!

¡Y esto no se pesca todos los días! Hoy hemos tenido un hora de regalo para dedicarnos a leer lo que quisiéramos o descubrir algún libro que podríamos llevar para el puente.
Cosa rara, estuvimos tranquilos, ralajados, cada uno en su historia, hasta que sonó el timbre.
Incluso nos tocó un poco más de ración robado a la clase de Matemáticas por una esquinita.
¡Y cómo se agradece este regalo inesperado!
¿Habéis probado a haceros un regalo de éstos de vez en cuando?
Seguro que íbais a repetir.

No hay comentarios: