SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.








5.1.09

¡YA VIENEN LOS REYES MAGOS!

Los que esperamos estos días de enero con ilusión, a veces, vemos cosas importantes. Justo allí donde hay más prisa, más barullo, más inquietud, justo ahí está a magia que se mantiene fresca, sin estropearse ni un poco, desde que éramos niños completos.
Desde ese rincón en que las zapatillas se llenan de sueños, os cuento este secreto. Leed y soñad. ¡Ya llegan!

YO SÓLO LES PIDO AMOR

Ayer vi a los Reyes Magos
recorriendo la ciudad
mas no he visto sus camellos.
¿Dónde los aparcarán?
Iban vestidos de diario
sin capas y sin coronas.
Iban cargados de bolsas.
¡Eran la magia en persona!

A Melchor, que iba sudando,
le vi en un gran almacén.
Dudaba, con su tarjeta,
si pagar ahora o después.
Creo que, con muy buen tino,
decidió aplazar el pago.
A lo mejor paga en magia
que por algo es un Rey Mago.

El Rey Gaspar iba en moto,
brillaba mucho y rugía,
llevando más de cien bolsas.
¡Ninguna se le caía!
Conducía muy despacio
con aire regio, elegante,
sonriéndole a la gente.
Como siempre ¡tan galante!

Baltasar fue más difícil
de encontrar entre la gente.
Llevaba bolsos de marca,
de una marca...diferente.
Cuando pasé por su lado
me hizo un guiño peculiar.
¿Será porque yo he mandado
la carta sin terminar?

No fui capaz de pedirles
nada que no fuera AMOR.
Y sé que comprenderán...
Baltasar,
Gaspar,
Melchor.

Mª Rosa SERDIO
Enero 2009