Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







12.11.07

SOY UN CABALLO

En mi clase hay gente con los gustos más diferentes que he visto.
Os cuento algunos para que os hagáis una idea de quiénes somos y de la vida tan original que llevamos.
Hay forofos de las palabras raras y largas, especialmente la maestra. También hay gente de la de un libro al día que, aunque pueda pareceros difícil, lo consiguen llevando, además, buena cuenta de lo leído.
Tenemos unos cuantos deportistas de los de ponga un cross en su vida que arrasan allá por donde van.¡Enhorabuena por los últimos buenos resultados, campeones!
Algún amigo de los calcetines se encuentra en quinto B siguiendo los pasos de su hermano, famoso por su hallazgo del calcetín viudo con trébol de cuatro hojas.
Y que nadie piense ...¡Vaya fauna que hay en esa clase! Somos del todo normales, lo que pasa es que nos contamos lo que nos gusta.
El club de amigos del diccionario gordo también tiene representantes aquí y se lo pasan de miedo buscando hasta las palabras que aún no existen.Para solucionar eso, tenemos el grupo de los que inventan, de vez en cuando, nuevas palabras para el castellano.


Y luego están los locos por los animales más diversos. Para esos últimos, entre los que se encuentra Claudia, Gonzalo MOURE ha escrito un nuevo libro:"Soy un caballo"(Kalandraka).
Os prometo que es un libro que hace llorar, reír, relinchar, emocionarse, pensar y querer ser una persona que ame y respete a esos seres de viento y seda que son los caballos.
Es un libro tan especial que, montados en su lomo, somos capaces de sentir su latido y toda la vida que lleva dentro. Un libro para vivir sin montura.
Las ilustraciones de Esperanza LEÓN nos hacen disfrutar de la más hermosa cabalgada trotando por los sentimientos y la imaginación. ¡Una joya!