SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









1.11.07

PARA LEER ESTE DÍA

A veces tenemos la impresión de que determinadas fechas poseen un botón especial para activar reflexiones. Tal vez las que rodean a las fiestas que celebraremos esta semana lo tengan especialmente y más cuando comienzan a cruzarse, de manera natural unas veces y de modo comercial otras, las tradiciones que llegan de los más lejanos lugares. Sea como sea, hablar de la muerte o del ciclo de la vida a los más pequeños puede resultar más fácil con la colaboración de obras de LIJ que, por su especialísima forma de tratarla, nos ofrecen apoyo y también consuelo en estas y otras fechas en que la ocasión se presenta de forma prevista o en forma de accidente fatal.
Hay muchas obras en las que apoyarse pero me apetece asomar estas tres a mi ventana. Como todo lo que nace de Élizabeth BRAMI (Kókinos) ,El hilo de la vida Davide CALI (Ediciones B) y Estirar la pata Babette Cole (Destino). En ellas los autores han hilado sentimientos, reflexiones y humor a partes iguales para hacernos vivir la diversidad de emociones que un hecho tan natural, pero tan envuelto en diferentes percepciones, puede hacernos sentir.