Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







26.5.11

25 Aniversario ¡¡PREMIOS DE LA A.M.P.A!!

Con motivo de la festividad del "cumple" del Colegio, el Club de Lectura de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos convocó un CONCURSO LITERARIO cuya temática habría de girar alrededor de esta efeméride.
Estábamos MUY liados con las cosas de clase y, en una primera convocatoria, hubo poca participación. Haciéndose eco de nuestros problemas de tiempo, nos ampliaron la convocatoria diez día más y entonces nos decidimos a participar en serio.
Trabajamos como sabemos y, bajo plica y con seudónimo, presentamos en la fecha convenida los trabajos.
Ayer, en la Jornada Literaria, nos dieron dos premios. Hoy, con el permiso de la autora, os regalamos la lectura del Primer Premio. ¡Gracias, Dama Blanca! Autora: Eva Alonso Fernández
La llave secreta
Hace exactamente veinticinco años, un escuela se construyó en Pola de Laviana. Se llamó C.E.I.P Elena Sánchez Tamargo.
Actualmente, esta escuela está al lado del río Nalón, tiene un salón de actos, una sala de música, una biblioteca, tres tutorías, dos salas de profesores, dirección, secretaría y las aulas de educación infantil y primaria.
Después de esta descripción, voy a contar mi historia sobre la escuela.
Todo empezó un buen día cuando Marcelino, el profesor de gimnasia, nos mandó hacer un encargo:
-Chicas, necesito que vayáis a echar estas mondas de fruta a la compostadora, la de detrás del colegio y también que recojáis la basura que hay por esa zona.
Nosotras asentimos, cogimos el cubo y nos fuimos por detrás de la escuela. A mis amigas les tocó recoger la basura de la zona y a mí echar las mondas de naranjas y plátanos. En eso estaba cuando algo brilló debajo del cubo. Entonces dije:
-Chicas, ayudadme a mover el cubo por favor.
Ellas, me miraban con una cara de duda, pero cuando señalé el objeto que brillaba, pronto lo comprendieron y me ayudaron a mover el cubo.
-¿Qué puede brillar tanto, como para haberlo encontrado? - se preguntaron.
Estuvimos un buen rato hablando. Cuando nos dispusimos a mover el cubo...
Sonó el timbre, pero antes de que entramos a clase, movimos el cubo y empezamos a desenterrar aquel objeto.
¡Por fin lo encontramos! Era una especie de llave ya un poco oxidada por el paso de los años pero era muy bonita. La cogimos y Ana la metió en el bolsillo del pantalón y nos dirigimos hacia la fila.
Cuando llegamos a clase, Ana y Lara se fueron al baño a lavar la llave, mientras que Alba, las Estelas y yo le preguntamos a Rosa, nuestra profesora, qué podría abrir la llave que habíamos encontrado.
Rosa dudó. Negó con la cabeza y dijo:
-Lo siento, mis detectives, pero creo que no me suena de nada. ¿Dónde la habéis encontrado?
-Debajo de la compostadora -dijeron Ana y Lara que ya habían vuelto del baño. Le mostraron la llave, pero Rosa seguía sin tener idea.
Cuando sonó el timbre del fin de las clases, todas nos reunimos y pensamos, pensamos, hasta que se nos ocurrió que empezaríamos a probar con todas las cerraduras del colegio, pero ninguna se abría con aquella llave.
Nosotras, empezamos a cansarnos de la búsqueda, ya que eran las tres y media de la tarde y llevábamos una hora y media buscando la puerta secreta.
Cuando entramos en clase de Rosa para leer un rato, me puse a mirar algún libro... vi un antiguo anuario del colegio. Me dispuse a cogerlo y , cuando lo agarré, la estantería se tambaleó.
Cuando ya iba a volcar, la esquivé rápidamente para que no cayera encima de mí. ¡¡Entonces vimos la puerta !!
Las chicas se ilusionaron tanto que gritaron.¡Habíamos encontrado la puerta secreta!
No se encontraba a la vista. Alguien la había construido en esa habitación para esconder algo y... ahora podríamos descubrir el secreto.
Ana, sacó la llave de su bolsillo y, cuando la metió en la cerradura, la puerta se abrió. Nos quedamos asombradas.¡Había muchísimos libros sobre la historia de la escuela!
Anuarios, libros, libretas, cuadernos y muchas, muchas historias de la fundación de la escuela aparecieron ante nuestros ojos.
El veinticinco de mayo de 2011 celebramos veinticinco años con el colegio y, gracias a nosotras, se han descubierto sus historias.

En la foto ,la representante de la AMPA entrega el premio a Eva
¡¡Enhorabuena!! Buen viaje al Parque Warner de Madrid.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡¡Felicitaciones Eva!!!
Tu cuento me atrapó de principio a fin.
Ricardo.

maria dijo...

Muchas felicidades Eva!!!
Es precioso el cuento y pasatelo pipa en la Warner.

Cheli dijo...

Deciros que todos los trabajos presentados han sido maravillosos. Desde aquí, gracias a todos por su participación y enhorabuena a los ganadores.