SEMILLAS DE FUTUROS LECTORES

Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.









19.2.10

HOMENAJE A DOS ESTRELLAS

Los niños lo entenderán rápido. Los mayores, un poco más tarde.
Esta noche podremos ver dos estrellas muy juntas brillar en el cielo. Estad atentos. Y, si os sonríe una y otra os guiña es que son Mª de la Luz Uribe y Fernando Krahn llenando la noche de magia y humor.
Copio exactamente la nota informativa de la F.G.S.Ruipérez como homenaje a dos autores magníficos a los que tuve el honor de conocer y el enorme placer de leer y disfrutar en sus obras literarias y gráficas que han dejado un sello especial de calidad y amor a lo bien hecho.

El dibujante y humorista chileno Fernando Krahn falleció ayer jueves, 18 de febrero, a los 75 años de edad.
Nacido en Chile en 1935, se había establecido en la localidad barcelonesa de Sitges después de abandonar su país natal tras el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973. Desde 1984 colaboraba semanalmente con el diario La Vanguardia. También había trabajado para El País, International Herald Tribune, Die Zeit y La Repubblica.
Últimamente se encontraba inmerso en su propio estudio de animación, Krahnfactory, donde ejercía de guionista y realizador.
Como autor e ilustrador de libros infantiles cuenta con más de cuarenta títulos, publicados en Estados Unidos, España, Venezuela y Chile. Realizó ilustraciones para diversos autores norteamericanos e ilustró numerosas publicaciones de su esposa, la escritora chilena María Luz Uribe, fallecida en 1994.
Sus obras fueron galardonadas con diversos premios, entre ellos, el Apel.les Mestres en 1982, y el Premio Internacional de Ilustración Fundación Santa María en el año 2000.
La historia del Uno, las viñetas dominicales del Magazine y tantos versos escritos por ella e ilustrados por él son la herencia que nos han dejado y hemos de conservar y mostrar a los más pequeños.
Ése será NUESTRO mejor HOMENAJE.

1 comentario:

M. Roser Algué Vendrells dijo...

Un homenaje precioso y muy emotivo.
Seguramente si miráramos el cielo más a menudo, con ojos de poeta, descubriríamos el destello especial de algunas estrellas, claro reflejo de algunas personas tan llenas de luz, que esta se desborda y nos cobija a las que sabemos apreciar su especial sensibilidad.
Besos.
M. Roser