Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







9.7.09

LA NIÑA QUE SUSURRABA A LAS YEGUAS


A la izquierda está Claudia mostrando su medalla de bronce por la que la felicitaba en la entrada anterior.
Ya en el video de fin de curso, en el que mis alumnos se presentaban y despedían con ese toque especial que unos compañeros se dan a otros, nuestra reciente amazona es nombrada como la chica que susurraba a los caballos.
Algo habían visto sus compañeros en su especial conexión con estos animales a los que adora y por los que, más de una vez, lloró, suspiró, recitó y pintó con emoción.
Ahora es el momento de celebrar esta medalla con tu amiga más especial y de seguir trabajando con ella en lo que más te gusta.¡¡Felicidades!!

1 comentario:

M. Roser Algué Vendrells dijo...

!Fantástica esta versión femenina del hombre que susurraba a los caballos¡Felicidades a Claudia.
Veo que te gustan los poemas de Miquel Martí Pol. Comparto el gusto y en este caso creo que tengo todos sus poemas.
Un saludo en un susurro.
M. Roser