Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







29.11.07

ANTES DE PONER TU ÁRBOL

Para que todos tengamos en cuanta a la madre Naturaleza a la hora de poner nuestro árbol de Navidad, hoy hemos estado hablando de las especies protegidas, de nuestros queridos acebos, del valor de sus hermosas bayas y de las muchas posibilidades de elegir otras formas de adornar la casacon productos naturales llenos de encanto pero que no se lo quitan al paisaje ni rompen los eslabones de ninguna cadena vital.
Hoy sólo quiero hablaros de un libro de Andersen, del que hoy no contaré nada especial, pues seguro os hará soñar y pensar a partes iguales.
Soñaréis con las ya próximas fiestas, sus luces, su ilusión.Pensaréis, seguro, en la importancia de la verdad, los amigos y en tomaros tiempo para crecer y ser importantes. Y, para eso, no hay cosa mejor que leer historias que, como ésta, ayudan a dar un buen estirón.