Niños como palabra en flor que, el día de mañana, serán libros abiertos. A.







2.7.08

DE ESTRENO

Estamos en nuevo mes, hemos estrenado esas vacaciones tan esperadas, ya estamos en los campamentos elegidos con la panda de amigos o participamos todos los días en las actividades que el Ayuntamiento ha preparado para que lo pasemos bien. Otros viajamos estos días con la familia o hemos vuelto ya de algunos viajes por Europa. O sea, que estamos de vacaciones y aprovechamos de lo lindo para ver y disfrutar, para leer paisajes, monumentos y personas nuevas.¡Estamos haciendo amigos y descansando de las obligaciones habituales! Eso son las vacaciones para los que podemos disfrutarlas:un lujo de verano, un regalo para compartir y aprovechar.
La maestra, que aún anda por el colegio con algunas cosillas pendientes relacionadas con la biblioteca, ha tenido tiempo para ver, a su manera, nuestro verano y en una hoja de sus libretas para escribir en el tren, ha guardado Hoy: verano como si fuera un menú veraniego. ¡A lo mejor alguno de los compañeros hace lo mismo en sus ratos libres y nos trae algún texto nuevo en septiembre!
HOY: ¡VERANO!
El verano comienza
en el suelo del parque
donde los niños, libres,
han trazado canciones
en su clave de sol.

Amanece temprano
en golondrinas altas,
en vuelos racheados
hacia las nubes rosas
que la noche dejó.

Es vagabundo, libre
en la piel de los gatos,
en sus pies de gamuza
que tantean el frío
de las vías del tren.

Hay verano en los ojos
de los cientos de niños
que, dejando la casa,
se aventuran, intensos,
buscando una canción.

Mª Rosa SERDIO
Julio 2008